yito

GUERREROS

 

 

                                         

 

                        Por la ríspida cuesta con denuedo,

                        desoyendo presagios agoreros,

                        transítan con firmeza  hacia el ruedo,

                        de la vida, los jóvenes guerreros.

 

                        No es de sangre la sed de sus visiones,

                        ni porta resquemores su estandarte.

                        No cargan sus morrales maldiciones,

                        ni de amargos misterios serán parte.

 

                        Las ansias de sabéres fue el preludio,

                        que al sendero virtuoso, del estudio,

                        descubriera su punto de partida.

 

                        Y al aula que les diera su armadura,

                        retornaran un día, con ternura,

                        llevando su sonrisa florecida.

Comentarios1

  • Margarita Dimartino de Paoli

    LINDA INSPIRACIÓN EN BUEN SONETO.-

    UN SALUDO EN LA DISTANCIA.-

    MARGARITA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.