Izandro

Mi Niña Serrana

 

Cuando me visto, con la piel de quebranto ajeno,

Mi Alma palidece,

En hirsuto lamento extraño,

Anudándose así la tinta, de mis palabras que no florecen.

 

Veo tu piel tan tierna,

Como recién nacida de tierra serrana,

Con bello color de cobre virgen,

Y aroma dulce de una fría mañana;

Veo tu sonrisa tan tierna,

Nacida entre el cielo y las montañas,

Y anidada en el pecho, de la Pachamama,

Me regalas un beso, de niña serrana.

 

Siento el aroma, de leño fresco en la fogata,

Que hierve el hielo en marmita dorada,

Hoy un poco de chuño, muy pequeño,

Y de pan, un poco de hogaza;

Siento la piel de tu manita,

Tomando la mía, como mí hermana,

Señalando lo vasto, de tu gran reino,

Donde la corte, de tu cielo te coronara.

 

Veo a tu lado la tarde alejada,

Besando con mil vientos,

Tu cabellera atezada,

Y cantando con tus pequeños labios,

La bienvenida, a la noche escarchada.

 

Hoy no tienes mantas, de lana sino de paja,

Y no hay ropitas, ni siquiera de cama,

Hoy la fogata, de tu humilde casa,

Será tu abrigo, hasta mañana;

Hoy te miro dormir en silencio,

Sonriendo, como toda una dama,

Enfrentando al cruento invierno,

Y atesorando tu tierra serrana;

Hoy mi niña dulce, como miel de una montaña,

Duerme en silencio,

Sin soñar, con juguetes ni musarañas,

Hoy mi niña dormirá muy sonriente,

A pesar del hambre, en sus entrañas.

 

Cuando veo tu piel tan tierna,

Y siento el aroma de tus caminatas,

Me duele el silencio de mis palabras,

Sabiendo que ríes…

A pesar de ser olvidada,

Mi niña querida,

Mi niña serrana.

 

Comentarios1

  • Lebusla

    Muy noble que tengas en tu mente a estas criaturias de Dios y que te inspiren esos bonitos versos con pinceladas de la región.
    Mis saludos.

    • Izandro

      Mi querido amigo, pienso que si puedo escribirle al amor de una mujer soñada -humildemente- también me debo en letras a esos niños excluídos no sólo de mi amado país, sino de toda esta América que tú y yo amamos. Mi más fuerte abrazo y agradecimiento, por permitirme compartir contigo mis letras, honor que me haces.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.