Erato.

Sabía que te iba a ver.

Hoy desperté y sabía que te iba a ver;

Y te guardé en mi pecho, y te esperaron mis ojos;

Y te escuché en el viento, y me quedé callada,

como quien busca cumplir un sueño.

 

Y fue tanto el saber, el sentir, el querer...

Que te sentí y te quise... como siempre lo supe.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.