ErC

La mujer pieza de vida.

La mujer es pieza de inspiración,
Los grandes maestros se iluminaron,
En sus bellos movimientos tas magníficos,  
Y en todos sus detalles tan perfectos
Escribieron los mejores versos.  

Hubo ocasiones en que ellas eran y son furia,
Destruyendo corazones por pasatiempo,
Esas mujeres fueron y son crueles,
Pero gracias a ellas el romance floto.

El amor es triste  me dijo un poeta alguna vez
Cuando viajábamos a las estrellas.
En una noche donde las doncellas ilusionan,
Entonces al instante ya no las ves se van a la luna,
A refugiarse del amor que provocan en el hombre.

Dentro de la tristeza del amor, hay mucha felicidad
Ese brillo que provoca amar de forma tan singular.
No se compara el sentimiento cuando es reciproco
Y dos piezas se unen creando una hermosa fusión.

Del amor al odio hay un abismo dice mi abuelo,
Los ansíanos en realidad son los más sabios
Para eso comentan ellos  “ama sin medida
aunque te rompan la puta vida”.

Aprovecha el día, invita al infinito
A que te acompañe en la quimera
De disfrutar de la lucho por la mujer
Que rechaza los versos inspirados en ella.

Así dicen los poetas, ama, sufre, lucha,
Pero ríete de lo chusco que es el amor
Ya que a la que le gustas no te gusta,
Y por la que mueres en otros brazos murió.

Muere de amor amigo,
Es la única salida,
Al infernal mundo en el que vivimos
No tengas miedo a un corazón roto.
El está diseñado como los rompecabezas,
A veces se le atina a la unión de piezas
Y a veces ni a la fuerza entran.

La mujer en fin es la pieza de la vida,
Sin ellas las odiseas no tienen sentido,
Las aventuras no tendrían un final merecido.
El dolor que es fuente de inspiración se esfumaría.
Por ellas vivimos y morimos.
Son la pieza que en la vida buscamos
Para encontrar el equilibrio y la razón para seguir escribiendo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.