yosoyelquesoysiempre

VIEJO ANTORCHERO (YA ESTÁ PUBLICADO EN LA UHE)

 

 

Después de haber estado varado

durante luengos años

en una playa desprovista

de colores y sonidos;

ahora despierto en alta mar

con todo mi cuerpo bañado:

de salitre, algas, y muchas plumas.

Mi barco boga libre

no le he fijado un puerto;

cogiendo los cordeles

hago inflamar las velas

dejándolas a punto

cual dos gigantes pechos

dispuestos a estallar.

Sin que yo haga nada

mi barco se apresura

desafiando la tormenta

y allá tras una ola

viene veloz y brillante

un velero que ha visto

la luz que pendía

de mi gastado y viejo antorchero.

 

 

JAIME IGNACIO JARAMILLO CORRALES

Condorandino

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.