Kin Hoshi

Como una ostra...

Como una ostra en el fondo del mar

me aburro creando las perlas,

que tu cuello han de adornar.

 

El hastío que inunda mi mente

haría parecer al mar más prominente,

un charco vulgar y muy sucio.

 

De los males que aquejan al hombre

el aburrimiento es de los peores,

pues para entretenerse...

 

Guerras y tempestades,

desatando los males,

solo así logran entretenerse.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.