huertero

Al Oeste.

Soy saliva.
Soy rio caudaloso.
Soy letras conformando palabras.
Y la neblina se encarga de olvidarme.
Soy cielo de pupilas.
Soy monte huero,
heladas en el camino.
Soy como el vino lleno de sol.
Soy camino
Soy flor y el
dulce silencio que conduce
la neblina al olvido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.