Amilcar Cuenca

La eternidad

En este corto tiempo de "vida" comprendí;

que la distancia es tan solo una medida terrenal,

que el universo se expande hasta el infinito... y aún así no es distante...

Entendí que mi tristeza es infundada,

y que mi soledad es tan solo una percepción equivocada.

 

Ahora lo sé todo y no se nada; pero no estoy solo, estoy completo...

formo parte de la infinidad, 

porque si un dedo muevo desplazo eternamente lo que está por su delante,

mientras algo lo rellena por detrás.

Todo es "nada", y "nada" es inexistente,

ahora soy consciente, ya nada volverá a ser igual.

 

He buscado en este plano un refugio para mis miedos,

he gastado tiempo en lo que he entendido como complicaciones

que no son mas que un momento inerte y sin fundamento en esta corta "vida"...

entre tantas otras...

que mi mala memoria no me deja recordar.

Tantas vidas, tantas historias, tanta tristeza...hasta poderlas madurar.

 

Creo nunca haber llorado tanto,

y sin embargo, una expresión aquí en mi pecho me dice que son lágrimas de libertad...

Hoy me he liberado de mucha angustia,

ya no pienso en mi vida terrenal,

pues mi alma busca paz, para llevarla en la eternidad.

 A.Cuenca

Comentarios2

  • bambam

    Magnífica reflexión
    bambam

    • Amilcar Cuenca

      Muchas gracias querido colega, un placer recibir su comentario.

    • micaela fernandez

      Hola amigo querido!, que hermoso poema has escrito contándonos lo que siente tu alma. Creo que has descubierto la fórmula para vivir mejor en la tierra y con el alma en paz. Sigue avanzando, esa es la mejor forma de vivir.
      Te envio un fuerte abrazo. Mica



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.