Gualberto Salazar

Guitarra  

Herramienta de mi padre

compañera de su vida

y de su última guarida

 

Guitarra, no tienes  cuerdas,

sin sonido, aletargada,

ya no está tu camarada

 

 tu voz y la de mi padre

siguen vibrando en el cielo,

cómo buenos bullangueros

 

guitarra, inspiradora,

constructora de canciones,

de sueños y de emociones

 

Mi padre te amaba tanto,

eran dos almas gemelas

hoy son  brillantes  estrellas

 

Hacía vibrar tus cuerdas

tu cuerpo cobraba vida

y su voz, nos conmovía

 

entonaba sus canciones

estando siempre contigo,

cuerdas y dedos unidos

 

hoy, reposan muy tranquilos

en la paz del  cementerio

sin su voz, sin tus arpegios

 

sus almas siguen viviendo

vibrando con mucha fuerza

y renovada presteza

 

instrumento de mi padre,

queridísima guitarra

tu sonido no se acaba

 

sigue vibrando con él

dale ánimo, dale vida

que su luz siga encendida

 

no lo abandones guitarra

haz menos triste mi duelo

sigue con él en el cielo

Comentarios1

  • liborio cantillo

    Hermoso homenaje en tus letras a ese ser que acompaño tu vida
    Saludos amigables

    • Gualberto Salazar

      Gracias por tu comentario amigo Liborio, en mi padre tuve un amigo con el que conviví consejos, buenas conversaciones, interesantes pláticas y el gusto por la poesía, la música y el trabajo.
      Te agradezco tus palabras
      Juan Gualberto Salazar Rosado



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.