Aviador nocturno

Hogar

Hija

niñez florida de azucenas de junio

nacida en la ciudad solar

fruto de los días tallados en virtud...

Mucho de mí se fragmenta

se somete a la edad

en los inmuebles de este tiempo incompleto

Nada me une a ti

aunque por dentro he procreado

un domicilio a prueba de separaciones y finales

que no sean aquellos en los que no se imponga el afecto

Hija quién te cuidará

cuando la vida prescriba

en bloque y sin ninguna opción

y la violencia fundamente todos sus procesos

Y cómo hallaré un lar

que me hable de ti pormenorizadamente

que provea tal como lo haces tú

de manzanitas poco comunes

y tantos otros bienes que el ocaso nunca cubrirá

Hija fortín de mi sonrisa

no estás y soy solo un anexo

HIJA

¡Y TÚ ERES MI HOGAR!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.