romo

MI CONDICION DE PRESIDIARIO

 

 

Acordonado por el silencio de las húmedas paredes evito

que el espacio se concentre y aniquile mi pensamiento,

existen fronteras que nos invitan a traspasarlas

en un reto de ampliar nuestro espacio,

aquí se disminuye hasta el silencio de las

grietas que me acompañan,

dejo escapar el tiempo que me escolta y la

abandonada soledad que me llora en desdicha,

mis huesos en una complicidad ajena roban

la frialdad de las paredes que en su calculo

geométrico disminuyen mi estiramiento,

consagrando al entumecimiento mis extremidades,

con la fatalidad del arrastre de los grilletes que

chirrean en ecos mis movimientos pausados e inconclusos,

alimento mi esperanza con el tiempo que hiere lentamente

y las palabras solitarias sin una respuesta…se ahogan

en la estrecha celda sin oxígeno suficiente para sobrevivir,

necesito un día cerrar los ojos y escapar silencioso con la

venia del guardia…una salida con los pies hacia adelante…

única dicha de escape correcto a una existencia sin esperanzas.   

Rodrigo Rodríguez Figueroa - Colombia - 2016

Comentarios1

  • rosamaritza

    Sentidos versos de aquel que en la prisiòn sufre injusta condena, y es que a veces la vida puede ser tan injusta que aprisiona con indiferente crueldad. Profundo poema mi querido Romo.
    cariños rosamary

    • romo

      Rosamaritza, este poema se le dedique a un compañero de estudio que como profesional de la contaduría trabajando con el estado lo incriminaron. Maquinaron todo para que apareciera como culpable. Y sufrió mucho en la cárcel. Es y sera para nosotros sus compañero una persona inocente y pulcra. Hoy goza de libertad y de su profesión.
      Un cordial saludo Rosamaritza.

      • rosamaritza

        ah, mi querido amigo, a veces la injusticia puede ser tan dolorosa que hasta cueste la vida entera el poder superar tristes experiencias, recorde una amiga muy querida de un familiar, la cual fuè victima inocente de falsas acusaciones que pago con càrcel y para colmo al salir de aquella condena su madre ya habìa muerto dicen que de tristeza. En cierta oportunidad publique algo relacionado a dicha experiencia.
        Gracias por compartir tu relato. Un abrazo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.