Arcumconteret

Furtiva

Ella siempre avanza ante la adversidad,

siendo la lujuria su guia

por esos mares de tempestad.

Ella siempre siendo tenaz,

aunque el fuego queme

o la tormenta incremente,

te devuelve la sonrrisa bajo su cruz penitente.

Cargada de funestos recuerdos,

mezclados todos ellos con el oscuro de sus cabellos.

Te saqueas por tenerla,

por sentirla cerca,

por devolverle un te quiero.

- Hace tiempo que ando en su busca,

quien dice si la encontrare,

subiendo dunas de arena enquistada,

mientras sueño con los labios tiernos de esa mujer.

Es la mirada...

Es la mirada...

Es la mirada quien se sincerara,

las palabras ya no importan

en este amor que se vuelve infernal.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.