Marah

¿Qué le falta a Cuba libre?

Veinte de mayo Cuba fue alegría:

 fue diva, estrella, flor primaveral…

cuando tuvo su palma faz real

y oronda su bandera enardecía.

 

Mil novecientos dos desenvolvía

la prensa y el guión del general

al tiempo que otro sitio editorial

fabricaba folletos de María.

 

 A nadie se le impuso una condena

por tener en su casa un mercadillo.

La Avenida del puerto estaba llena

 

de personas al son de un estribillo:

¡Vendo pan con lechón, comida buena,

si vienes desembolsas el bolsillo!

 

Comentarios1

  • alejandro guardiola

    Hermoso poema, he disfrutado con su lectura, saludos

    • Marah

      Gracias por todo amigo, saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.