Nestor Varela

Roja katarina

Katarina que recorre la bóveda azulada

de nocturna esperanza enarbolada,

en susurros la escritura alada,

nostalgia que grácil vuela enamorada...

 

La fuerte sal del silencio

que en tus mejillas puedo

libar mientras presencio

estrellas fugándosele al miedo.

 

Álzate al vuelo dice en la fría alameda

el viento invisible a través de las hojas,

puedes tu hacer que suceda, ¡haz que suceda!

tan sólo con un roce de tus alas rojas.

 

vaya que ha pasado el tiempo

y así, al posarse en mi solapa

una katarina roja te ha traído a esta memoria

llena de silencio y con el alma rota.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.