Paco Jose Gonzalez

ESPEJOS QUE AGONIZAN

 

Es mi desdicha insondable, la que no se irá,

 de una gris  tan plomo como las aterradoras

flores del tiempo que fueron brotando y muriendo

en mi alma.

 Es una soledad profunda y afincada como el ruido

de los coches que son  diminutas vidas de seres pequeños,

Odiseas personales o levemente colectivas en un asfalto

que  fue mi mar a diario, un exilio antes de éste, absoluto,

en  el que habito como habita,  con una tristeza modelada,

las aguas de aquel estanque olvidado donde se cruzaban

al amanecer besos rebeldes y preciosos, por ser entrega

voluntaria a una trascendencia caduca y eterna ,

 gélida y febril, crisol de ansiedades placenteras y dolientes.

Perdido en el recuerdo, que yo sé inexistente, y al que

me aferro o se aferra en subconsciente de quien no supo

discernir, ni separar el odio de la ira; extraviado, decía,

en ese vago y tan concreto memora. Algunos rostros

me lanzan miradas como manos gigantes o lluvia inesperada,

son atemporales, y transfigurados, me hacen despertar en la vigilia.

Soy el carcelero de mi mismo  y ejerzo como tal, un verdugo

preñado de terrores invisibles como los propios espejos

que me recitan , rencorosos poemas , maledicencias y secretos.

 Si, hermano que ahora sientes el bello despertar,

 sigue la luz de lo inmediato y derrocha tus células despreciando

al pensamiento o a la duda, tuberculosis de los espíritus cobardes,

 sin cultivar el huerto de la contradicción y el dolor propio.

¡Vive como quieren que tu vivas!, ¡no abandones la senda!,

 Disfruta y calla.

Paco José González

Comentarios5

  • joanmoypra

    Espectacular composición
    es esta que nos has dejado,
    y con arte manejado
    esa imprevista situación,
    que genera una pasión
    cuando se está desesperado,
    sin saber bien la razón-

    Un abrazo desde la Mancha de;
    joanmoypra

  • El Hombre de la Rosa

    Muy duras tus estrofas estimado amigo Paco José Gonzalez, pero deben de ser necesarias para que tu alma y tu corazón se liberen de tu amargura y tu despecho...
    Un placer leer tus hermosas estrofas...
    Me ha dicho en un correo privado el Rapsoda Hugo Emilio Ocanto que su mayor deseo es que vuelvas a ser su amigo y yo humildemente te lo transmito para que hagas lo que más bien creas que debes de hacer...
    Un saludo desde Torrelavega con amistad y afecto de:
    El Hombre de la Rosa

  • Alberto Escobar

    Me identifico contigo en el gusto por la poesía surrealista, Fernando Arrabal y el Lorca de Poeta en Nueva York entre otros. ¡ Paisano ( yo también soy sevillano), que sigamos leyéndonos.

  • luno

    Hola Paco. Es bueno este poema. Se nota que llevas tiempo escribiendo. Intentaré leer más. Con tiempo...
    Saludos

  • Mael Lorens

    Muy bueno 👏👏👏👏



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.