Mujer Nagual

poesía para descansar



duerme despreocupado

estirandote en las ramas de los sueños

el sol cantará de nuevo

detrás de cada nube

 

volando alto no te hablarás de límites

al otro día tu cama será un trampolín

hacia lo infinito de vivir

 

cae en los aromas más frescos

da vueltas por las compuertas

que te mezan 

recibirte quiere la paz infinita

 

ahora descarga en la tierra mojada

deja que se haga barro

las manos calman

abrazos

 

hojitas debajo de tu almohada

he puesto 

los sueños te acunen

y te susurren los nuevos cantos

soltando vapor los labios

 

para siempre sea el del universo

vibrando en un corazón sano

blancuzcas visiones de dulce amor

nadando en tu inconsciente 

verás reverdecer

 

tendrás que ir solo

a soñar por las altas cumbres de tu mente

sonreirás más de lo que llorarás

aunque no haya algún estudio que lo demuestre

 

traspasa el velo

con una canción de cuna

 

niñx retorne a entregarse

y ya no me pida tanto

despacio vuelva a relajarse

sintonizar el mar con sus olas

que te lleven por el horizonte

 

 

Así despertarás a tu destino

(te espera siempre anaranjado)

amanecido

 

adiós mi espejo colorido

quizás ahora mismo

nos estamos encontrando

en un sueño escondido.

Comentarios1

  • gaston campano

    Con todas las condiciones para poder tener un agradable descanso, cansándose en sus versos naranjados.

    Buen dormir este presente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.