Adrian Labansat

PSIGE

 

 

 

El alma abandonará el cuerpo en forma de una mariposa

 

El ángel de los insectos no ha muerto, 

se amparó hasta el despojo en el silencio

elevando  rompimientos en inmortal vuelo

donde su cuerpo no tiene principio

lo que fue  no le recuerda

estuvo cegada sin saber quién era

se envolvió dentro de sí para encontrarse

enfilo sus lágrimas como frutos en los árboles

recorriendo transformaciones

tejió con desesperación su mortal capullo

para ascender por el sueño que le descubriera la  luz.

 

Ningún acto es lo que parece

todo se extingue entre seda y viento

no hay nada más que lo que eres y no eres lo que eres

su cuerpo se ha vaciado, ahora no la sujetan sus límites

ha dejado tras su revoloteo cenizas muertas.

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.