Jose Adolfo

Angostura

 

Aunque me aleje
siempre
tus aguas
calmarán la sed de ausencias

Siempre
una lágrima
hablará de tu ayer

Y en cada atardecer
serán intensas
la incandescencias que agonizan
en mi alma
Sin malecón
ni limonero



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.