Raquelinamor

COMPETIR, GANAR O PERDER




El hombre por naturaleza es feroz competidor,
la meta ganar, lo difícil conseguirla y luchar,
rivalizar donde es poder destacar con lo mejor,
y conformes a veces con adelantar un lugar.
-
Superar a otros en la contienda para así lograr,
ser el primero en llegar y poder alcanzar la gloria,
mas no será suficiente, asimilar triunfo y euforia,
y buscarán metas para mantener primer lugar.
-
Tarde o temprano vendrán quienes superen grande juego,
entonces habrá que prepararnos para dar relevo,
aunque solo disputando nos sentimos vivos seres,
adrenalina gana, es sentir la intensidad de nuevo.
-
Deporte, vicio de grandes, disciplina fascinante,
pero en su estado mas puro, el deporte es como un muro,
es menester derribarlo un fin en si mismo seguro,
llena cuerpo y alma ejerciendo su furia dominante.
-
Último consuelo decir lo importante es competir,
todo tiene lado oscuro, has de buscar lo positivo,
juego sucio mancha cuando hace jugador trasgredir,
y seguro será una excepción, quien nunca ha competido.
-
El mejor juego será hacer planes y metas con juicio,
¿Para qué competir? gloria sin tener honestidad,
aseguro no vale la pena tanto sacrificio,
mejor el jugar tranquilos y enfrentarnos sin maldad.
-
Para algunos gane o pierda, lo importante es competir,
participar, firmes de frente sin pisar los demás,
aunque muchos traten de hundirte, si crees vencerás,
y lucha superar asimismo escollos y seguir.
Raquelinamor/Venezuela/México


La primera regla unida a una competición es ganar;
más no ha de valer trucos, engaños o desatinos;
en la élite de esfuerzos físicos emplear el dopaje no es correcto,
En la literatura; obviar a maestros y catedráticos de la RAE,
también es motivo de descalificación; la innovación es aceptada
pero, como toda nueva creación, ha de pasar unos filtros
por las cátedras de su disciplina.
Si se pretende desde primaria pasar el examen preuniversitario
nunca se podrá conseguir a no ser un privilegiado,
que también los hay; para conseguirlo hay que estudiar
no arriesgar, la competición no es tentar a la suerte,
si no se esta preparado es inútil competir.
No nacemos sabiendo andar tan solo cuando aprendemos
comenzamos a caminar y así mismo, en todo orden en la vida;
solo una parte de la población humana es alcanzado por
el don de la palabra y la fortaleza de los Dioses del olimpo.
La primera regla unida a una competición es ganar y para ello hay
Que practicar o estudiar.
Es un artículo de opinión… Manuel (Amándo_te)


NO me gusta COMPETIR,creo
es cosa de niños, sencillamente
PARTICIPO es más honesto y bonito
¿GANAR O PERDER?..¡¡Claro algo de
eso ha de ser!!
No es palabrería es lo normal
es como el amanecer que sale siempre
y regala un nuevo día.
No hay que COMPETIR hay que PARTICIPAR
Y que gane el que tenga que ganar !!
Brigada Delfin


El ser humano por definición,
ama la competencia y a diario lo demuestra.
Se compite por ganar, es de todos bien sabido,
pero hay muchas formas de hacerlo
la primera es la humildad.
Reconocer lo que somos y adonde podemos llegar,
participar con honestidad.
Competir es muy sano, crea lazos de amistad, cuando en dicha competencia
te tienes que ayudar de otras manos que te sostengan,
cuando ya no puedas mas y quieras abandonar la contienda,
cosa que nunca debes hacer, porque llegar hasta el final,
es la primera recompensa.
Después si ganas o no, ya será cosa de la providencia,
del esfuerzo empleado y la ilusión puesta.
Pero haber participado ya significa,
aunque sea solo un poquito
haber ganado.
Rosalways


No soy competitiva.
Es mi forma de ser ¡qué le voy a hacer!
Ganar no es mi meta ¡qué importa perder!
Mas si ello me motiva
me gusta participar en eventos
donde se ponga en juego los talentos
de manera creativa
y doy lo que puedo, aunque me desviva
porque me gusta aprender
y mantener siempre, mi mente activa.
itxaso


Gracias compañeros poetas y poetisas de Poemas del Alma, bellos sus versos que han compartido, espero tengáis lindo fin de semana.Raquelinamor


Competir es riña,
cuando está agria la piña,
ganar un corazón,
cuando me das la razón,
perder un alma,
cuando la reyerta es difícil,
cuando vá mi corazón a mil...,
veces por minuto,
y en un instante tan diminuto,
compito, gano y pierdo,
y acompaño en lerdo,
lo que es temerle a la vida...
Zoraya (Emy5)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.