Mauro Enrique Lopez Z.

El derecho de nacer


¿ Por qué lo hiciste ?
si fue un fruto del amor del los dos
yo lo amaba mucho, mucho
porque lo llevabas en tu vientre,
Como me duele no jugar con él,
y verlo a mi lado crecer
ahora dices que soy yo el culpable,
fue solo tuya la decisión
y ahora lloras porque no está en tu regazo,
hasta me echaste de tu lado.
Que pena llevo en mi CORAZÓN
no supe si era hombre o mujer
para el caso me daba igual
solo era el fruto de nuestro amor.
Ay como sufro hoy.


No me imagino, el dolor que puede causar,
Poder habertelo visto reír o llorar, todo y siempre si en vida pudiera estar.
No hay derecho de una vida truncar, por muy duro que se pueda pasar, siempre hay que una vida respetar...
Dios lo da como una bendición, para llegar a la familia regalando dicha y amor, siemple siendo niñ@S de bien, tratando de formar para hacer un mundo mejor; y aún en la devoción no existe mejor bendición que haber dado amor, quien ahora en el mundo sin derecho partió.


Todos tienen el derecho de nacer,
hay muchas opciones, si una madre no lo puede tener,
este párrafo está copiado de un poema mio, en el que la madre por amor, a su hija tuvo que regalar y creo que nadie la puede juzgar, hay muchas otras opciones mas.
**Todavía recuerdo el día en que mi niña nació,
su carita regordeta y sus mejillas rosadas...
las caricias de sus manitas, hasta mi alma llegó.
Era mi chiquita, lo único mío,
mi obra maestra de amor.
La abracé fuerte contra el pecho,
la acaricié como si fuera un sueño,
la llené de besos...
extendí los brazos...
y a otra mamá se la entregué.
El corazón desgarrado en mil pedazos,
las lágrimas pugnando por salir,
tomé mi bolsito, mi único bién,
y salí por los pasillos del hospital**


Ningun problema te justifica
De haber acabado con la vida
Que ya en tu vientre crecia
Y tu de manera vil y egoista
Le quitaste el derecho a nacer
De verlo dia a dia crecer
Que fuera tu mayor tesoro
y tu amigo incondicional
ENEIDA JOSEFINA BRAVO REALZA
POETISA DE JESUCRISTO
EL BAUL-VENEZUELA


Yo te amé como sé jamás te habrán amado
Y me partiste en dos con tan atroz noticia
Sin consultarme siquiera su vida has esfumado
Sin poder haber sentido tan solo su caricia.
No crecía dentro de mí, más sin embargo,
Lo hubiera amado desde el primer momento,
Le hubiera hablado quedamente en tu regazo
Y ahora solo tengo un mundo muy amargo.
No sentiré en mi rostro sus manitas delicadas,
No escucharé sus llantos y risitas como melodías,
Solo sé que mi alma llorará por más de mil décadas
Por no tenerlo ni tan solo por unos días.
En donde dejaste su derecho de nacer
En donde dejaste todos los principios de la vida
En donde has dejado mis derechos, mujer,
En donde llevarle flores, si no hay lápida.
“RUISEÑOR”
CARLOS AHIRTO BONILLA LÓPEZ


Desde que el mundo es mundo
en el espacio infinito
el creador ha puesto un grito
que nos hace estremecer…
“y es el derecho a tener
a nuestra vida sagrada
vida que nos fue entregada
por lo divino del SER,
la razón de merecer
y respetar de igual modo
así como la nuestra en todos
“EL DERECHO DE NACER”.


Hace días que mamá está sola pues no escucho la voz de papá.
Hoy comenzó a latir mi corazón de por sí, pero el de
mamá hoy late más deprisa. Yo que estoy viviendo de bajo
de su corazón lo siento diferente a otros días.
¿Será por qué crezco más? Mamá, ¿cómo será mi mamá?
Pero, ¿qué pasa hoy?...Siento que este pequeño mundo se agita.
¿Qué pasa, mamá? Ya no escucho tu corazón… si yo a ti te quiero ya…
¿Por qué… por qué…me matas mamá?
Gaviota Romero


!Vientre que alberga vida, es vientre sagrado!
Has desvirtuado el sentido de tu maternidad.
Has desviado la voluntad divina, sin corazón.
La crisálida que nació de nuestro encuentro,
merecía mejor suerte, la fortuna del amor…
¡Ay! Señor, este dolor me espanta, sin piedad!
Ha muerto una vida, la ofrenda eterna de Dios.
Se ha ido una esperanza de alegría que hice mía.
En mi regazo puse la cuna que se quedó inerme.
Así viviré mi sentimiento cómo venido del cielo…
¡La muerte de la vida siempre aloja a los lutos!
Raiza N. Jiménez/ 2016


soy capullo que nace y muere,
que nunca llega a ser flor,
porque me han negado la vida,
y porque no me has dejado ver la luz del sol.


El derecho de nacer
Debe ser de todo niño,
Nunca se debe perder,
es un derecho divino;
Si tú no lo quieres ver
Y con alma de asesino,
Lo obligas a fenecer
Te lo cobrará el destino;
Lo que ahora tú rechazas,
Algún día lo querrás,
Y te quedarás sin alma
Por no poderlo lograr:
Si su vida ahora matas
Caro lo vas a pagar…


se consigue permiso de Dios para encarnar
se vence entre millones de aspirantes
para fecundar el ovulo
se funde el amor del padre, de la madre y de Dios
en un solo corazon
para que trunques mi vida
con cobarde desicion
nestor grany


Nos dijeron que todos tendríamos una madre,
Al partir busque refugio en tus entrañas
Luche para llegar al centro de tu ser
Y ahora que estábamos juntos,quería sentir tu calor
Tu amor y proteccion,ahora me encuentro
Agonizante. . .quisiera saber el porque ?
Cuerva


Y como si fuera "Roma"
Lo sueles llevar en coma
Otras, no hay quién lo doma
Crece, que sea como "Amor".


Las semillas que caen al suelo,
tienen derecho ha nacer;
por ello el Dios del cielo,
con su agua las hace crecer.
Aun el perrito que palpita ignorado,
a su debido tiempo mira el sol;
lo mismo psa a la semilla del girasol,
tiene derecho a nacer despues de ser plantado.
Si cada semilla plantada por la mano,
tiene derecho a nacer,
tambien lo tiene un ser humano...
sea hombre... o mujer.


Pequeña, tú que caíste en manos de un extraño
Y sin consentirlo robaron de ti la pureza
Crees que estás siendo castigada con dureza
Por qué toda toda cambiarás en menos de un año
Hoy te dicen que no estás lista para ser madre
Que saques de ti lo que te condena a crecer
Hazlo antes de que sepas que ha de nacer
Deshazte del maleficio de un mal padre
Pero esa voz en tu cabecita te dice cosas buenas
Que una criatura igual a ti está creciendo
Que no escuches lo que están diciendo
Por le amarás si fuera niño igual que si una nena
La magia de la vida solo la tiene el Creador
Es único capaz de crear vida y dar la muerte
No lo mires como condena sino cómo suerte
Que otras no tienen ni ayudadas por un doctor
Déjalo nacer, pequeña madrecita
Enséñale a amar mientras tú aprendes
a ser madre, mientras comprendes
Que será tu compañía cuando seas viejita.
- Plinio -

Comentarios1

  • jaimeeeeeeeee

    https://www.facebook.com/masvidaoficial/photos/a.472280149577187.1073741829.458807350924467/669661059839094/?type=3&theater



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.