Erato.

Te quiero.

Te quiero tanto,

en cada hueso de mis manos; 

en cada dormir y despertar;

en mis sueños en los que no estás

porque eres tú ya uno de ellos;

y te quiero en cada noche y amanecer;

y te quiero libre;

te quiero...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.