yosoyelquesoysiempre

RESARCIMIENTO ... A MI BUENA MADRE...

 

¡RESARCIMIENTO ... A MI BUENA MADRE!...

Alejandrinos

 

¡Oh! madre, tú sembraste en mí, tu buena herencia,

feraz y fuerte árbol me echaste a este mundo

con blanco traje adentro vestido de inocencia;

¡torcí tal vez la senda dolor me da profundo.

 

Y no escuché tus ruegos ni aquel consejo bello

que a éste hijo diste con ese amor sentido.

La sangre tira, dicen, la tuya es rojo sello:

¡a brazos tan dichosos regreso arrepentido!

 

La vida nos seduce es fruta muy jugosa,

manjares sirve a todos factura luego cobra;

destroza carozones impávida o rabiosa:

¡despacha a cualquier hora demanda ya le sobra!

 

Seré tu niño siempre deseo que lo sepas,

jamás debí alejarme, de ti, materno seno;

dispongo el corazón a fin que allí tú quepas:

¡quedando resarcido, feliz, de dicha pleno!

 

 

JAIME IGNACIO JARAMILLO CORRALES

Condorandino

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.