Anthony Campoverde

Invisible

En silencio espero escuchar

Tus palabras no pronunciadas,

Mirando tu ausencia por mi ventana,

Y tú presencia en mis sueños,

Veo llegar el invierno, el verano,

Veo llegar las hojas ocres del otoño,

Pero jamás la primavera.

Por las noches veo llegar los astros,

Pero no otros ojos para mirarlos,

De cierta forma sobrevivo,

Contando estrellas en otro hemisferio,

Mirando el amanecer desde otro ángulo,

Viendo despacio el atardecer

Imaginando el matiz de tu mirada.

Que cruel es aquel viento

Aquel viento que vaga por las calles

Golpeando las hojas contra mi ventana

Y susurrando el timbre de tu voz,

Aun no entiendo esa forma tuya

De ser tan intangible, Pero como siempre,

Te vuelvo a perdonar por tu impuntualidad.

Sentado observo llegar a la tristeza

Pero no sé en donde ocultarme,

Observo al amor doblar la esquina,

Y las agujas del tiempo me dicen;

Date pisa, que no llegaras,

Como si fuera a ser verdad.

Le platico a diario de ti a la soledad

Mientras tomamos un café

Ella me dice que te busque donde hay más luz

Pero yo sé que estás conmigo

Cuidándome en la oscuridad.

Comentarios1

  • campocar2

    Me parece que tiene un gran nivel. ¿Quizás dirigida a alguna mujer que no te hace caso?
    Lo del viento y lo del amor doblando la esquina me encanta

    • Anthony Campoverde

      Muchas gracias, en realidad no, se trata de un amor que no existe, por eso el título, me alegra mucho que le haya gustado este poema, que aunque sencillo lleva mucho sentimiento, gracias por darse un tiempo de leerlo, saludos y mucho éxito.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.