Musvi

Se oyen.

Se oyen trémulos estómagos rugiendo

de infelices criaturas en penumbras

clases bajas crecen en el umbral

en anaqueles números en aumento.

 

La pobreza está vuelta pandemia

se esparce rápido en los vientos

en aguas blancas y excrementos.

 

¡Que dura se ha vuelto la vida!

Lunas llenas de largas angustias

lagunas turbias gástricas en soledad

escondido y escaso se encuentra el pan.

 

Duras jornadas de insuficientes calorías

otra vuelta del orbe con duro pesar

sonrisas cada vez menos se pintan

incertidumbre de civil guerra

u olas de oprimidos en rebeldía

aromas de temor e impotencia.

 

Pequeños organismos somos

que damos vida al global monstruo

dentro del operan colosales fuerzas

que colisionan brutalmente entre ellas

por busca de obtener máximo poder.

 

Veo a locura andar por la república

embriagados de poder, sediento por dominar

hacen lo que sea por triunfar

sin importar lo que el pueblo sufra.

 

Adolfo D'Erizans.

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Precioso poema..me ha encantado...un saludo
    Amalia

    • Musvi

      Gracias Amalia, uno de los más sentidos que he escrito.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.