Santiago Miranda

El muerto

¿quién ha apagado el sol con sus dedos?
¿quién ha clausurado la historia del mundo?
aquí no distingo el espacio negro de mi traje
y sus zapatos que ahora caminan sueños. más allá
del limpio pelo y mas hondo que las raíces
de los árboles y los abuelos
mis uñas cortadas, radiantes
ya no brillan
ya no esperan ser miradas
si pudiera..


levantar mis brazos y roer la tapa
abrir la puerta
a viva voz
llamar a los muertos
cruzando el puente
o recalar al puerto
volver a poblar la tierra
de sepultados cuentos..


no lo haría
ya no quiero
este silencio nuevo
este latido venido del vientre
de la tierra, es mi pama-dre o mapa-dre
¿me parirá de nuevo?
¿pondrá un roble en mi columna
o un castaño bajo la lengua
o un sauce alegre sobre mi pecho?

 

mis costillas anidan
pequeños seres negros
siendo cuna y retribuyendo
no estoy solo debajo del tiempo
soy uno con todos los muertos
y contigo, y contigo ya veré

 

aquí he aprendido
la ultima lección del tiempo.
tu latido tierra
es mí latido
y vas expandiendo tu dominio.
ahora soy tuyo
completamente.
he vuelto
ahora en paz ya no pienso
sino la nada acallo.
no volveré
ya he vuelto.
mis ojos
cerrados
miran.
mi boca
sellada puebla
tus pensamientos

Comentarios1

  • carina zanchetta

    Santiago, ha sido un poema que llega a mi cuando eescucho un mantra hermoso. La unidad de tu poema nos brinda un abanico de escenas que desaparecen con el viento...mientras roemos un espacio de vértigos.... en la tierra... visitamos las mil formas... Y tropezamos... con nuestro infortunio, justo al lado del olvido... cuando olvidamos... Q hay una finitud, y q nada nada es tan relevante para distraernos del misterio y la gracia q podemos conquistar en cada situación si estamos presentes, calmos frente al vasto universo....Cariños C

    • Santiago Miranda

      muchas gracias, estimada. le devuelvo dos veces los cariños.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.