cardenal

Naves Rotas



Llegaste tarde, no te esperaba en el otoño de mi vida.
Quemé mis naves ajadas por el mar, dolidas de batallas,

heridas en su casco, velas hechas jirones, sin timón, ni timonel.
Oyendo el crepitante sonido de las brasas, tu voz me llegó hasta el alma,

atravesó mi espíritu, se hizo carne y habitó en mí.
Compartimos mil historias, mil miedos, nos hicimos el amor, hasta el paroxismo mutuo.
Tú fuiste mi bajel nuevo y lo arrojé al mar, para que las olas grabaran tu nombre en él.

C@RDENAL

 

Comentarios4

  • lilith beth

    hermoso.

    • cardenal

      Gracias Lilith. Un fuerte abrazo.

    • Walter Kuhry

      Hermoso poema. Gracias

      • cardenal

        Gracias a tí por leerlo

      • soki

        Hermoso y sentido poema. Disfrute leyéndolo.
        Besos y abrazos, Soki

        • cardenal

          gracias soki. Un beso

        • Anitaconejita

          Cuantos Naufragios? Cuantas velas rotas? Cuantas veces se repetira la misma historia? Llena de aventuras.... Sarpando en aguas oscuras.... Me gusto mucho...

          • cardenal

            Gracias Anita, es una vieja historia y sí se repite con frecuencia.un fuerte abrazo

            • Anitaconejita

              Fuerte Abrazo Cardenal...



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.