ANDRES PRIETO

BESO

Sus labios son

El cielo y con

Cada beso,

Me hacen eterno…

 

Así mi alma Pereció,

En un último Aliento,

En un primer Beso,

Al fin descansó…

 

 

En una sola noche

Me amó;

En una sola noche

Ella huyó;

En labios Ajenos

Ella se escondió;

En ese momento

Ella me olvidó,

En efímero beso

¡Una mortal me asesinó!…

 

A ese viejo recuerdo

Mi alma se aferró.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.