yosoyelquesoysiempre

CÓNICAS Y DIVINAS TURGENCIAS ... PORQUE TAMBIÉN SIN ELLAS PUEDE HABER... PARAÍSO... (YA ESTÁ PUBLICADO EN LA UHE)

 

 

 

¿Cómo pueden atraer,

dos diminutas montañas?

con tanta fuerza y poder:

¡provocándome hasta hazañas!

 

Yo os escalo con mis ganas

esté dormido o despierto,

bellas colinas enanas:

¡oasis de este desierto!

 

En copas tan especiales

quiero elixir apurar,

que de las cosas triviales:

¡presto me puedan curar!

 

A una pequeña criatura

le brindaron el sustento,

a otra de más estatura:

¡le entregan divertimento!

 

Amo yo las prominencias

que conservan el origen,

y no ocultan sus carencias:

¡manteniendo el mástil virgen!

 

Velas que batís el aire

y me cortáis el aliento,

enseñándome el donaire:

¡como vivo monumento!

 

Sin tus definidas formas

qué monótono sería,

como las estepas yermas:

¡mi emoción perecería!

 

Vais siempre apuntando al frente,

igual que las recias naves;

parecéis hadas de Oriente:

¡cadenciosas y muy suaves!

 

Deseo que estéis liberadas,

desprovistas de ataduras;

que flotéis aligeradas:

¡en esas nobles alturas!

 

Porque encerráis el hechizo

que seduce y apasiona,

Gloria para quien os hizo:

¡del amor las anfitrionas!

 

 

JAIME IGNACIO JARAMILLO CORRALES

Condorandino



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.