argantonio

Sin beber y sin vivir

Morir sin haber bebido ni vivido,

es como pasear por un jardín sin flores,

o como estar enamorado sin conocer amores,

o ir a un duelo o a una fiesta, sin haber llorado ni reído.

 

No quiero sabe si tendré una lápida,

ni tampoco si estaré en un campo o en un cementerio,

ni me burlo ni condeno, el condenado adulterio,

si me he de morir quiero una muerte rápida.

 

Por la muerte no se brinda,

se llora por la juventud ida,

y se sueña por el futuro.

 

No sé si está loco el suicida,

cuando la vida ya no es linda,

para él, vivir es muy duro.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.