Liaazhny

Encuentro

 

Encuentro

(Redondillas)

 

Marcaba alto el semáforo

No creí lo que veía

A una mujer que vestía

Un huipil con gran decoro.

 

Sin saber que la observaba

Caminó hacia otra dama

Dijo, llámame mañana

Su celular olvidaba.

 

Ahí en medio del trajín,

No dejaba de observarla,

Pensaba como abordarla,

 Y el alto llegaba a su fin.

 

No tenía con que escribir

Por lo menos un cuaderno

Supliqué pues al eterno

Permiso pa´ poder oír.

 

Dirán que fue una osadía

Más eso no me importaba

Mi corazón ya guardaba

El número que decía.

 

 

 

 

Mucho tiempo lo atesoré

En mi mente y en mi corazón

y casi pierdo la razón

De la dama  me enamoré.

 

A veces  me he preguntado

Si ella logró percatarse

Y pudiera enamorarse

De éste hombre ilusionado.

 

No tengo nada que perder

Intentaré la gran  misión

Conquistaré su corazón

Juntos podemos florecer.

 

El teléfono sujeté,

Un mensaje corto le envié,

A mi corazón alivié,

Con el sonido, desperté.

 

Derechos reservados de autor.

Elizabeth Alejandra Castillo Mtz./Liaazhny-AGOSTO 2016

 

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.