Siomara Henriquez de Goldman

LA MARIPOSA

LA MARIPOSA

 

Vuela en horas de

hastío, en el ósculo

callado, sutilmente

aletea

escucha

se pronuncia

avisa

se mece

se convierte

se abalanza

se emerge

se despliega, absorbe

la miel del pistilo, deja

huellas de sus patas en

los pétalos. Se quita la sed

y se cubre en una espera

perenne de estival caricia.

Recorre espacios pusilánimes

en retrica sumida de su incasta

vida.

 

Siomara Henriquez de Goldman

© 8716

USA

Nacionalidad : Honduras






Comentarios1

  • Kei2

    magnifico poema a la mariposa, es que la naturaleza es pura inspiraciĆ³n para el alma, un placer pasar a leerte siomara, saludos cordiales amiga



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.