ErC

Regalo del destino.

 

Nunca imagine
Lo que el destino
En su telaraña
Con el tiempo
Me tejía.

En su mirar
Esta un mar
Lleno de alegría
Amor, y aventura
Un deleite poderle hablar.

Una niña preciosa
Se menea al son de las olas
Bellísima en su caminar
Nadando en sus caderas
Me quiero ahogar.

El tiempo y el destino
En un complot
Nos dejaron solos
Dandonos instantes
Para llenarnos de besos.

Sus caricias son profundas
Sus manos tiernas
Se sienten feroces
Preparadas para tomarme
sin miramientos puedo amarle

Placentero estar en el triángulo de su cuerpo
Sentirla totalmente por dentro
Desplazar mis movimientos
Robando su aliento
Cautivado estoy en su corazón.

Besaria cada lunar de su cuerpo
Sin prisas ni rodeos
Llenando de amor cada recoveco
Sintiendo con deleite sus hoyuelos
Leyendo con calma todas las palabras de su vivir.

Que linda mujer es
La musa de mis letras
En el universo de mis sueños
Siempre la puedo amar
Y de vez en cuando el destino
En la realidad me regala
Momentos donde con ella puedo estar.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.