angelillo201

El chupinazo de Hiroshima: Pobre de mí



El chupinazo de Hiroshima: Pobre de mí

 

Gora Hiroshima,

viva san fermín

pobre de mí.

Sentado en una charca sucia de la que recojo agua para mi huerta, contemplo unas ranas flotando entre la basura formada por los limos a la que van a parar todos los detritus de vall ´d uixó, incluido yo,  mientras croan indiferentes.

Imagino, imagino , viendo a estas ranas,

 a la humanidad que celebra hoy el 70 aniversario de la bomba de Hiroshima.

Decido al final escribir unas líneas.

 No sé muy bien como empezar, hasta que oigo la explosión de las fiestas a primera hora de la mañana.

I.

Ojos de Sol naciente perturbados por:

 la Seta.

Gozando primeramente  antes que por el amor,

Por la patria y el emperador.

Antes de la hora de Hiroshima,

Se devoraron los unos a los otros,

A través de la ranura de los morteros.

Eran felices como la marabunta

Inundando  el mar de aviones.

El mundo empezaba a despedirse,

Sin tregua y sin palabras,

Haciendo girar las poleas,

Engrasando las ballestas y los pistones

Que asesinaban a los bueyes y caballos.

Brotaba una gran claridad en las factorías.

Pues todo se sabía y se podía alcanzar.

No quedaban ya sombras:

Ni en la noche,

Ni el día.

Parecía el mundo en 1945,

Un lugar fantástico y desesperadamente esperanzador.

Una lluvia plateada de uranio vino  a abrazar la tierra.

Una lluvia que anunciaba el futuro.

Se daba una oportunidad global a la humanidad,

Desde aquel día en Hiroshima,

A aquellos que pudieran imponer su orden y jerarquía,

Gracias al método y la técnica.

Angelillo de Uixó.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.