José Esparza

Árbol

Esta tarde
volví a pasar
por el lugar
donde nuestras mirada se unieron.
Y llegué al profundo abismo
que dejó tu partir
y aún allí
se encontraba tu nombre.

Aún
aquellas margaritas
que susurraron
a tu oído
siguen sabiendo cuánto te quise.
Y se place aún
el "te quiero"
del primer momento
en que te amé.

Pero
no te pido que regreses
pues las noches
sabe cuantas veces suspiré.
Y si un día
llegas a pasar por mi camino
por favor
no claves tu mirar en el mío
que se me congelará el alma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.