Marah

En los campos de Cuba

Arrulla la palmera, gorjea el tocororo,

un son que en los mogotes lo siguen las tojosas

también la vijirita, la grulla y rana toro…

se embulla el campesino con rimas ardorosas.

 

No espanta la jutía, ni el jíbaro, ni el toro…

si es lírica la fuente surgida entre las rosas,

si hay damas que interpretan el cántico canoro

         de vírgenes orichas…potámides preciosas.

.

No espero que me inviten, comprendo a mi laúd

me dice: ¡Vamos pronto, me gusta la cumbancha!

Ensillo mi caballo con toda  prontitud

 

            y siento en el camino que el ritmo más se ensancha,

pues llega de muy lejos tremenda multitud

siguiendo la verbena… las décimas de Pancha.

 

 

 

 

Oricha: es una dividad de la religión Yoruba cuyas raíces están en Africa.

 Los Orichas fueron seres mortales que por alguna razón devinieron en seres divinos.

Casi todos los Orichas fueron reyes o grandes guerreros que lucharon por la civilización. La religión Yoruba llegó al nuevo mundo a través de la trata de esclavos.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.