Adrian Labansat

NO ESTA LA BONDAD EN LAS PALABRAS

 

I

 

Cuando partas pasaré como el agua entre tus dedos

no te detuvieron  las mariposas de las tres de la tarde

bajo mi brazo cargaré con tu brazo desaparecido

seremos dos fantasmas sin hambre

solo quedara una huella roja

 

II

 

Se han remansado las heridas

pero que  inmensas desolaciones guardan los baúles

¿a dónde iremos cuando nos busque el tacto?

fue el último paso para caer en tu fuego

y que brotara este racimo de llagas

que amontone en este vaso resquebrajado.

 

III

 

Se ha separado este polvo amortajado

que detuvo las palabras que están muertas en nuestras gargantas

las vi caer y morir en los oídos

mis  heridas tienen profundidades invisibles

sobre esa huella roja que se sostiene  en la nada

como un cuerpo sutil al que se recuerda

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.