nestor grany

LA POSEÍ, LA HICE MIA



LA HICE MIA, LA POSEI

 

Mi mundo aprisionado en el marasmo de la discordia

Cuanta frialdad entre la gente que trastabilla entre sus afanes

Las molestias sal picantes irradian frialdades inmensas

La sociedad se ríe de todo y de nada, todo es vanidad

 

En eso el teléfono emitió un vuelve a la realidad

Una hermosa voz armonizaba bella canción de amor

Mi frente desvaneció surcos de ansiedades

Mi corazón entro en ritmo sano y normal

 

La sonrisa se abría paso entre pómulos rígidos

Y la seda de su voz hilvanaba costuras de oro

La princesa cantaba acariciable  como ángel

A lo lejos mire a la tranquilidad que se acercaba

 

Ella ama a Dios como polvo de estrellas

Yo la añore como el polvo de la luna, lejos de mi alcance

Pero la hice mía, la poseí, dejé que se metiera en mi alma

Y hubiera querido no acabar nunca

 

De escuchar la canción…….. Mal pensados jajaja

 

NESTOR GRANY

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.