Jorge Aimar Francese Hardaick

!VOLVER A VERTE!



¡Oh! ángel sin nombre

lucero de un futuro

la vida te abandonó

cual mariposa 

a su marchita flor,

 

mi corazón te adopta...

en tu frágil cuerpito

mi amor pernocta.

 

A crecer, tu ser comienza

sin infortunios a mi lado

con tu llanto y tu sonrisa

te haces savia de mi vida

sin querellas ni porfías,

 

entre tu sentir y el mío

sos mi oxígeno, sos mi todo

mi bello hijo adoptivo...

 

cuando gris, un día

sombrío e incierto

cala hondo mi alma

la vil justicia

de mis brazos te arranca

con malicia y sin temor

con su triste dictamen...

restricción de amor.

 

El tiempo taladra

mi sentimiento de pena

ya no estás conmigo

mi corazón es testigo

de mi truncado anhelo.

 

¡Volver a verte! es mi deseo

aunque la vida me amputen

seguiré dando batalla

ante "señora" tan injusta

esa llamada "justicia".


Dedicado a un hombre adoptivo. Caso real ocurrido en la zona de Balcarce y Mar del Plata - Pvcia. de Bs. As. - Argentina -  Julio de 2016 -


Autor: Jorge Aimar Francese Hardaick

- Argentina - 27-07-2016

Derechos reservados del autor (*)

Blog "MIS PENSAMIENTOS"

http://crisfacu.blogspot.com.ar

 

Corrió 158 kilómetros para que la Justicia le permita volver a ver a su “hijo del corazón”

Martes, 26 / julio / 2016

Octavio y Victoria habían criado a Tití, era su “hijo del corazón”, pero la Justicia se los quitó, y piden volver a verlo.

Hace más de dos años Octavio Vignolio y Victoria Balda recorrían el Hospital Materno Infantil de la Ciudad de Mar del Plata cuando conocieron a Tití, un bebé que había llegado desde Villa Gesell y al que nadie visitaba.

 Estaba en grave estado físico por los maltratos que le daba su mamá. Por medio del Servicio Local de Villa Gesell consiguieron que se los dejaran ver, y fue amor a primera vista. Fue en abril del 2014.

 Cuando se volvieron a Balcarce, Octavio y Victoria se volvieron con la promesa de una guarda con fines de adopción. Luego de que fracasó la revinculación con la familia biológica la jueza de Familia de Dolores Verónica Polchowski les dio el Ok para la adopción, pese a que no estaban inscriptos en el Registro de Adoptantes.

 Un tiempo después cambió de parecer y Tití fue entregado a una familia de General Guido, que después de algunos días les comunicaron a Octavio y Victoria que no querían adoptarlo, tras lo que el Tribunal de Familia de Dolores determinó que el bebé volviera con ellos.

Pero tres meses después la misma jueza que se los había dado y luego quitado se los volvió a quitar y se lo entregó nuevamente a la familia de General Guido. No sólo eso sino que les impuso a los Vignolio una orden de restricción.

Desde ese momento, hace casi un año y medio, que Octavio y Victoria reclaman que Tití vuelva con ellos, y por eso él corrió los 158 kilómetros que separan a Balcarce de General Guido, lo que le llevó casi tres días.

“Queremos ver a Titi y seguiremos reclamando por él, queremos que se haga justicia”, expresó Octavio.

Comentarios1

  • Poemas de Pepita Fernández

    Sublime homenaje tu poema .
    Me gustó mucho.

    Destaco el emotivo final:
    "¡Volver a verte! es mi deseo
    aunque la vida me amputen
    seguiré dando batalla
    ante "señora" tan injusta
    esa llamada "justicia".

    Abrazos amigo poeta

    • Jorge Aimar Francese Hardaick

      Gracias por blanquearme tu sentimiento apreciada poeta amiga Pepita. Recibe un afectuoso y cálido saludo. Bendiciones y felicidades.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.