david muriel

No alcanza una vida para vivirte no alcanzan mis manos para recorrer tu cuerpo lo ancho de tus labios y lo profundo de tu lengua no existe tiempo suficiente para entrar en ti.

Yo que vi tus piernas y sentí arder, yo que toque el sol con mis manos, yo que bese tu lengua, yo que se a que sabes, no hay límite para tenerte. a mil por hora recorro tu espalda y me poso en las montañas de tus nalgas allí me quedaría eternamente pero ya sabes no alcanza una vida para vivirte.

Mi alma te busca, te siente y vuela se une al a tuya se adhiere como imán al metal. Tu esencia ya recorre mi cuerpo ya se a que sabes dure meses descifrando tu sabor a aventura a riesgo a ti . 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.