hector yaya

leona marcaste mi vida

A una leona Le di mi mejor sonrisa Lo convirtió en llanto Le di el calor de mis abrazos Los volvió frio y dolor de pecho Le di mis alegrías Me devolvió tristezas Solo su bienestar era mi prioridad Solo su sonrisa era mi luz Solo su mirada es y será El mar donde naufrago mi alegría Será feliz sin mi Lo amara como yo la ame Y pediré que no termine su alegría Aunque la lluvia en mi no pare


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.