yito

Demencia

 

 

Un recuerdo, cual brisa de verano
la instala sin piedad en mi conciencia.
Delátan del ayer que está lejano
aromas de alelíes, su presencia.

La acepto entristecido y con desgano
pues vuelve para herirme sin mi anuencia
Si el odio y el amor, van de la mano
será siempre el destino la demencia.

Desde antaño debió ser ella olvido
la sombra entre las sombras, sin sentido
En mi cielo, una nube pasajera.

Marcharé a la tumba, sin un reproche
de los días de sol, que fueron noche
por amar y morir, a mi manera.

Comentarios1

  • liborio cantillo

    cordial saludo,
    no había entrado en tus poemas puesto que es difícil leer todo lo que se escribe, pero me encuentro con este soneto al que disfrute leerlo y otros de tu autoria
    feliz noche

    • yito

      Gracias, por tu comentario. A mi me pasa lo mismo, Exitos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.