Valentina Morales

Rameras Emocionales

Tus ojos, profundos y perdidos, justo al mismo tiempo que mi silencio abunda y te preocupa parecer absurdo ante mi,

aunque efectivamente, no siento mas que adrenalina coludida con tu inserción constante, nada mágico ni singular,

pura efervescencia de nuestras almas empalmadas, como si nuestras manos se tomasen por primera vez,

sólo que nunca lo hacen, nunca conocimos nuestras cascaras, mucho menos nuestras entrañas.

 

Tus labios, desequilibrantes y tiritan al mismo tiempo que no deciden si tocarme, besarme o murmurarme,

aunque lo único que quieren es engañar mis sentidos, todos, desde el mas diminuto hasta el más inmenso,

exceptuando que realmente no quieres nada, no sientes nada más que victoria por ti mismo, siempre duro de sentir, duro de vivir.

 

Sentimientos estresantes, como tomar vodka en primera persona o desmembrarte el cuerpo burlandome a carcajadas,

con confusión de locuras porque lo creí y sentí todo, todo lo que vino de ti, tu lenguaje soez que sin cesar perfora mis ojos, saborea mis labios y entume mi cabello,

como la perfecta mafia que son tu pulgar y lengua en conjunto, sin sucumbir a lo real, mucho menos a lo leal sino la pureza de tus mentiras,

las únicas que me enfrentan con la inequívoca verdad como la ramera emocional que estas letras se combinan para ti.

 

Agosto, 2016

 

Comentarios1

  • Lita_81

    Bella prosa estimada poeta.
    Gusto haberla leido, y si es un hecho que aveces cuando se esta enamorado se siempre hay su contrariedades.
    Saludos fraternos!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.