Mina Molina

INVIERNO

Soplo el viento

y trajo consigo la lluvia,

ella ya venía retrasada,

 que angustia para la naturaleza,

ya necesitaba el agua...

como excusa esta húmeda visita,

tuvo que decir que era el tiempo,

el rebelde que no la autorizaba.

Él no sentía frío,

ya había vendido su ropa de invierno,

algo acalorado por la insistencia de la peregrina,

la soltó de un manotazo,

pero ella,

rauda y algo astuta

esquivó y salio corriendo a los brazos de la madre tierra,

ésta ya moría de pena....

 

Un suspiro, algo entrecortado,

rogó para que la lluvia no se fuera

y llegara hasta sus pies,

necesitaba del agua fresca...

Renuevos pendientes

algo atrofiados,

no pierden la esperanza

de abrirse a la luna llena.

El clima,

se hace el sordo,

quiere que se acomoden a la nueva era,

pero no sabe,

que es rebelde la naturaleza...

Lluvia...

regresa.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.