Luis Burgos de León

Carta 1: La discusión.

Punta Umbría (Huelva), España

30/07/2106

 

Hola amigo:

 

Hoy aquí el cielo se ha levantado nublado. Al descorrer las blancas cortinas de mi habitación, he sentido correr otro par más. Quise encontrar la arena clara y el azul del mar fundiéndose en el horizonte -este casi imperceptible.- con el cielo celeste. Ver las olas del mar romper en el aire, y ver las nubes flotar sobre las aguas hasta llegar a la orilla. Al fin y al cabo, encontrar un paisaje de verano dibujado en el lienzo de mi ventana.

 

En su lugar encontré una foto y su negativo. En la tierra apareció un mar turbulento, casi negro, que llegaba a hasta asustar. En el horizonte se veía clara la frontera entre lo terrenal y lo celestial. El cielo completamente blanco era el inverso de la tierra. Mientras la mar se vestía de luto vistiendo un traje negro, las nubes cosían al cielo un vestido blanco inmaculado. Mientras la espuma rompía el funeral térreo, las nubes dejaban escapar leves detalles de azul intenso.

 

Parece que hoy el cielo y la tierra hubieran discutido con puntos de vista completamente distintos. Y tras la porfía, el cielo ha pasado ya página tan rápido como que ya celebra la nueva etapa. En cambio la tierra, se prepara para un duelo largo y doloroso. 

 

¿Cómo sigues tú, amigo mío? Espero que bien.

Luis.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.