Mauro Enrique Lopez Z.

Inspirado en el ocaso


Que lindo ocaso,
el sol se està ocultando
y yo desde la orilla del mar
estoy inspirado en esa barca
con filos azules como el cielo.
Mis pensamientos se llenan de encanto
y escribo lo bonito,
lo que estoy palpando,
hasta la que extraño mucho,
su nombre està escrito en la arena
con versos de amor,
aunque ella no estè a mi lado.


Mientras reposo en
las sublimes horas del ocaso
pienso en tí
Este recuerdo,tan mio ...
en mi memoria activa,
se vierte en ecos.
y te devuelve, en las horas
de mis sueños
Nélida


El ocaso vendrá sin duda alguna
a la vida como nieve que abruma
como sol que desaparece en las noches
y deja penumbra, solo hay que recibirlo con besos
y sonrisas que el tiempo no borra porque quedan pegadas al alma de una vida que se queda,


Ocaso con bellas tonadas en cielo
Colores bermellón, acompañado a veces con las más celebres entonaciones de los pájaros al partir el sol.
Con bastos sonores entre el mismo se acerca tímida la luna, al sagrado vestigio que el resplandor disfumina,
Haciendo la mirada complaciente con estelas en cielo enardecidas, colores de llenas furtivas las nubes se hacen acompañantes viajeras.
Bello sería que el humano admirara la inmensidad que en gracia Dios da como membrecia.
_LITA_


Inspirado, al ocaso de mi vida,
Escribo un simple adiós a mis amigos;
Agradezco su amor, grandes testigos,
De la fe y esperanza perseguida;
Yo siempre procuré darle cabida
A esos fundamentos, mis abrigos,
Que son sabiduría, nobles higos,
Que brotan de una madre consentida;
Me voy con la alegría y la ternura
Que siempre yo encontré en la abundancia
Que brinda su saber, esa aventura,
Que les dio la experiencia, la fragancia
De exaltar esa dosis de locura
Que los hace inmortales con prestancia…


El ocaso de mi Sol de verano
en mi querida playa escondida
es un derroche de luces
sobre la mar encendida,
sobre la mar bravía
que me alimenta
que nutre mi poesía
que me eleva hacia los sueños
que tuve en mi vida.
El ocaso de este sol
es como el ocaso de mi tiempo
lanzando los últimos destellos
para esconderme después,
en la arena sombría


Y el sol en su agonía tras el día vivido.
Tras lo acontecido me voy para volver decía.
Y con el se va el calor que tenía en mis huesos.
La luz que tenían mis ojos.
Tras tus pasos va mi espíritu tras el ocaso mis deseos.
Y en mis brazos no te veo pues sólo abrazo mis abrazos. Tampoco veo los besos que exporta tu boca no los siento no los pruebo pues no apruebo tu ausente presencia, con solo besos tras....
Palabras escritas más no descritas por los cuerpos en calor.
Aún recuerdo cuando en sorpresa te decías por qué te daba besos y escribía poesía.
Y yo siempre respondía ¡¡amor!!..
Te doy besos para vivir, y poesía para verte sonreír día a día!!
Pero hoy sin ti, la melancolía me acude tras el paso de ocaso.
YAZ


Hoy, bebo de un cántaro
del ruiseñor pecho purpúreo
el lírico trinar de su canto
quien, en sus blancas alas
carga incólume un sol fulgúreo
dejando sin querella ni retraso
estos humildes versos
que desangran inspirados
en la deidad de este ocaso.
Jorge Aimar Francese Hardaick - Argentina -


si todo tiene un principio
ha de tener un final.
El alba busca el ocaso
el rió corre hacia el mar.
Yo que la amo en silencio
quisiera poder gritar.


El perfume de las flores me regala una caricia,
como la brisa del viento me abraza cada día,
como las olas del mar bailan dulcemente su melodía,
así como en el ocaso el mar y el cielo se besan cada día.
@ngel de kristal


El Ocaso, ese ocaso que acostumbras a regalarme...
Ese Ocaso que es sólo tuyo
Y que en cualquier lugar del mundo me recuerda a tí.
Porque al ocultarse el sol, los colores te pertenecen
A tí mi Tierra que tanto Amo, tierra de mil amores,
El Naranja, Amarillo y Rojo te dibujan
Mientras el Azul eléctrico y el fucsia te describen
Ah Mundo Barquisimeto
Son tus crepúsculos quienes te identifican
Y es en ese Ocaso que tu voz resplandece
El jota


Si acaso te hallas muy triste
contemplad la puesta del sol
debes saber que el arrebol
en nubes de pluma en ristre
son la magnífica inspiración
del poeta en un espectáculo
que los eclipses y su oráculo
no igualan en su esplendor;
mas si de estímulos se trata
idéntico momento glorioso
los suaves rayos luminosos
que al alba en gala retrata.
- Hermes Varillas Labrador (Poemas Potosinos)


Al llegar al ocaso, mi pluma me reclama
mi alma se alboroza y mi corazón grita
mientras espera la yerta hoja
inerte y fría
para despertar al alborozo de la vida
al sentir el remanso de palabras
que cubre su terciopelada forma
convirtiéndose en testigo
de los más insólitos cuentos
historias infantiles,
fantasías, ilusiones y amores
que surgen como lava
desde los recónditos recuerdos
y de las íntimas fibras del corazón
para cobrar vida.
Así el ocaso ilusiona, y da sentido a mi existencia,
por eso cuando llega,
deseo detener el tiempo,
para que mis letras fluyan
con libertad y sin apuros
permitiendo cristalizar los recuerdos
de la niñez, juventud, edad adulta y toda mi vida misma,
allí en unas cuantas letras para ser inmortalizadas en el tiempo.


cuando el padre Sol se esconde
el ocaso se vislumbra,
y a todos siempre deslumbra
la luna que brillando responde;
¡Pobre del que se derrumba
y nadie sabe nunca el donde!
joanmoypra


Tras el ocaso cual ave de paso
vuelan los recuerdos
al igual que levitan las hojas
te presiento en el tiempo.
rosamary

Comentarios6

  • nelida moni

    Felicidades Mauro, quedó hermoso!
    Nélida

  • angelillo201

    no he llegado a tu invitación , pero te dejó un desgarrador ocaso, la siguiente historia es cierta y desgarradora, de esta españa profunda.http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-403951

    • nestor grany

      gracias amigo por tu amable invitación, estuve ausente dos días, pero estoy presente como lector

    • Kalianali

      Me gustaron mucho todos los versos, esta es mi parte...

      Quando estuve sin ti...
      no pudia ver los rayos del sol,
      la luna y las estrellas
      tambien se han ido...
      nada tenia sentido
      estuve perdida en la muerte
      mi alma se fue y la vida en mi...
      solamente me abrazaban los recuerdos, los suenos no las veia tambien...
      el ocaso me beso, pero
      segui inspirada en ti
      y te encontre,
      me encontraste
      nos encontro
      el momento del amor,
      mas eterno de la eternidad,
      que pasa libre y enamorado
      todo typo de ocaso
      con una grande sonrisa,
      con alegria y placer
      de lo hermoso, natural y real
      que es vivir asi...

      Kalianali

      un abrazo a todos

    • Bernardo Arzate Benítez

      Gracias mi amigo mauro.Como dice Nestor,debido a una ausencia,no había podido participar;pero estoy como un ávido lector de tan bello poema.Felicitaciones a todos los que participaron

    • Gaviota Romero

      Muchas gracias, por su invitación amigo.
      El ocaso, de la vida llena de desasosiego.
      Me retiro como el sol en las tardes de verano.
      Felicidad, el mar que me cubrió entera y me hizo disfrutar,
      tanto de sus agitadas aguas, como de su templanza.


      Ahora, mis ojos se pierden en el horizonte,
      viendo como se oculta el sol,
      maravillosa estampa que me queda, ¡qué nunca olvidaré!
      Mi mar querido.

    • Rosasolitaria

      El ocaso...un final que anuncia el principio de algo nuevo...es la rueda de la vida...siempre hay un ocaso...que es anuncio de un renacer...igual que el sol se esconde y vuelve a aparecer...El ocaso es la belleza de lo maduro...de lo que se acaba, pero con todo su esplendor...Belleza infinita...
      Rosa Solitaria




    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.