Mujer Nagual

Riego

 se abría el cielo

de tanto que rezaron

ya no sabían qué pedían

 

un día la danza reavivó

junto al fuego cantaron un festejo

por los brotes que recordaron primaveras

 

de tanto en tanto

en mi vientre caía una lluvia de estrellas

que le daba a la tierra tu sutil población

fecunda

 

 una voz que se oyó hace siglos

en el eco del presente donde todo ocurre

 

mirando las manos como se juntan

 claros espacios etéreos 

para imantar

 

dijo del humo

ese era el humano

listo para hacerse

 

debí bailar como niña

pues la luna reía

seguían saliendo flores 

 

existen ojos que se limpian

cuando la mente cae al barro

otros barren la jaula

aclarando pesadillas

 

te fuiste a dormir sin ley

amaneciste 

 

solamente querías un sí

 

puerta al piso de arriba

mirando en espiral

corazón

 

te nombro como si fueses mío

así nos hicieron a nosotros

no tengo donde escapar

pues el aire me llena

 

vuelvo 

renueva

soltando un alarido

cazas en tu espacio

el misterio de los ojos

un espejo 

 

cuerda floja

locura

fácil encuentro

de lo fértil 

hay un río

 

aprendo a sembrar

esperando

 vemos como sube

lo enterrado

 

y me endulza

 

"por eso ahora mi danza es mas fuerte

por eso ahora mi canto es mas fuerte

 

por eso ahora tu danza es mas fuerte

por eso ahora tu canto es más fuerte"

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.