syglesias

Anda, Márchate




Anda, márchate, tal vez eso sea lo que merezco, no deseando notar mi presencia arrodillado a tus pies, pidiéndote perdón con lágrimas que lentamente recorren mi rostro, arrepentido por todo mal que te haya hecho sufrir en soledad al no poder escuchar nunca por tus labios llegando a casa, cuanto es lo que me amas, viendo con profundo dolor del corazón el olvido reflejado en tus entristecidos ojos glaucos mirándome un instante antes que con tus manos apartaras tus propias lágrimas de estíos, retirándote de cabeza baja a tu recámara…., syglesias.


Mas tu partida he de temer, será tu ausencia mi dolor,
desgarrada mi conciencia por ignorar este amor,
tal vez ya no sufras, ni yo por este encuentro,
serán los recuerdos el clamor a la perdida de tiempo.
Márchate aunque mi corazón no lo quiera, es la razón la justiciera,
Así empero algún día revivir nuestros alegres momentos,y sean ellos los que me motiven a cambiar mi vida.
Márchate, sin lamentos, es por nuestro bien, y por el buen deseo.
Mina Molina


Anda marcha te que esperas... Quisieras quizás verme marchar de la fas de la tierra.
Oh que tal ves se arme en mi mente otra guerra.
Y en la contienda ver que a mi alma la pena se aferra.
Se cerro el portal de las lágrimas
no te preocupes
Que no era el amor de tu vida casi siempre lo supe
Suture las heridas abiertas no hay de que preocuparse.
Remplace sus caricias fingidas ya
puede marcharse.
Te espera afuera el desamor por el dolor que me causaste
De mí casa puede alejarse andele andele no mas.
Puedes marcharte que esperas..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.