Julian Moreno

Ironías

“No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.” 

                                                                            Romanos 12:21

 

Esperando… así quedaba el feligrés

condujo su mirada al cielo… no había nadie en casa

no habían respuestas

su Dios se quedaba mudo

callaba y se escondía por detrás del sol

 

las ironías hicieron al hombre andar

ellas hicieron su venda quitar

el hombre ahora razonaba

(pecado prohibido por la iglesia)

 

ahora en todo, el hombre observaba

su silencio en su mochila

la importancia quedo atrás,

la humildad lo esperaba con brazos abiertos

 

Observaba en aquel océano de caras:

 

que el niño llora sin saber que llora

que la risa se dibuja con los detalles más chiquitos

que el tonto habla cuando su mente calla

que el amor esta sobre las cajas de la vendedora… dormidito, luego de la escuela.

 

¿Quién nos ordeno comer 3 veces al día?

¿Tendrá validez esto en aquel pedazo de cielo llamado Cantón el Coyolar?

Allá en donde la humildad me brindaba sus primeros pincelazos

 

estas ironías son como las putas, de todos y de nadie.

 

 

Las mujeres no necesitaban maquillaje

las necesidades celosas se quitaban sus mordazas

y ahí fue adonde fueron paridas

 

Cuando entenderemos,

a la tierra no le gusta el humo

no le gusta vestirse de india

esta no es su procesión

 

a los difuntos no les gusta ir de sacos, todos formales

desnudos nos parieron, la ropa no se entierra

 

a los bebes no les gusta ser abortados

al idiota no le gusta ser aconsejado

 

al bultero no le gusta ser cargado

el, necesita amor

sí, de esa comida

de esa que posee el titulo de “Se Busca”

 

El “Made in China” ya no nos dará felicidad

ni a nosotros, ni a nuestros hijos

 

la televisión y los celulares serán los pecados capitales que nos arrebataron tanto en tan poco tiempo

 

los espejos dejaran de ser los consejeros de la razón,

se les quebrará, y ahora se agregarán “veinti no se cuantos” años de prosperidad

 

la rutina será nuestra mejor amiga,

todos habrán despertado

todos habrán encontrado su mejor profesión

aquella que ya no paga con el sucio dinero

aquella que es la más sencilla y fue la más difícil:

la de amar y servir sinceramente a nuestro semejante.

Comentarios1

  • borealara

    Al poeta le gusta componer y al lector leer o ignorar, según sea la letra. saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.