yosoyelquesoysiempre

MOSAICO

 

 Soneto Melódico

 

 

Caravanas de hombres taciturnos

deambulando sin rumbo por el mundo

resistiendo el dolor mudo y profundo

como notas de lánguidos nocturnos.

 

Sometidos nos tienen a los turnos

nunca hay paz sino ambiente nauseabundo 

en el féretro irán rey y vagabundo

el sol nos enseñó hábitos diurnos.

 

A vivir aprendimos de ilusiones

y aunque pobres tenemos dignidad:

¡las promesas nos llueven a montones!

 

Algún día cesará la caridad

y por fin se impondrán nuestras razones:

¡despertando la nueva sociedad!

 

 

JAIME IGNACIO JARAMILLO CORRALES

Condorandino



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.