pupykuba

PUEDO.

Puedo escribir de valles sepultados por el afán sin nombre de terribles ados, lunas sin brillo por el horizonte y candentes soles que se han apagado.

Puedo soñar con que la tolerancia ponga su sello en febriles almas, y acontecer que se muestre el deseo de ponderar a quienes nos demuestran distintas formas de calmar el alma.

Recorrer vastos dominios anegados de infaustas aguas que todo lo pudren, y ver sumisos y con mansedumbre, a los hermanos que sólo desean vivir el hoy sin pretender idilios.

Ponerle freno al ser y el pensar: mirar agrios actuares  también puedo, ver, sin excusa, a novicios mancebos erguir estatuas sin patria en los pechos.

Puedo cantar mis sentires al viento y una amapola llevar en la mano sin la corola que orgullosa porta; beber el cáliz, donde la cicuta esconde muerte con su cruel veneno.

Quizá también ver denostar la gloria, por las serviles voces en gran desenfreno de los sin-alma, -de odio rellenos- cegando el árbol que anteriores horas vieron crecer airoso, bello y pleno.

También puedo acaso, concebir que mi estrella fulgure plenamente ante el sol en su ocaso, y que las golondrinas hagan nido en mi nido, ferviente y efusivo concebir el Parnaso.

Puedo equivocar el derrotero por sentir denostar a los guerreros que Patria hicieron y la vida dieron, sembrando con su sangre el vasto suelo y dejando sin padre sus chicuelos.

Pero nunca perder del norte el Norte, y llamando al tirano: "Tirano", fomentar un nuevo horizonte donde presente en la primera fila abrace el arma y con mi sangre escriba: "¡Viva, la libertad...!"¡Alcen las manos!"



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.